Demanda corporativa de Mérida por encima de mercados que duplican su inventario
Solili Abril 28, 2021

Mérida se ha consolidado como principal mercado inmobiliario de oficinas en el sureste del país y actualmente se encuentra en proceso de expansión y verticalización sobre todo en los corredores de la zona norte. 

La disponibilidad de terrenos junto con la inversión pública para modernizar infraestructura y aumentar la calidad de vida de la población, la convirtieron en destino favorito para que firmas nacionales y extranjeras decidieran invertir aquí, sobre todo en proyectos de oficinas. 

La llegada de población nacional y extranjera a la ciudad luego de ser considerada una de las mejores ciudades del mundo para vivir e invertir, generaron la necesidad de contar con más espacios habitacionales y centros de trabajo lo que dio origen a que creciera la construcción de desarrollos de usos mixtos y la demanda de espacios de oficina.

Te podría interesar: Arranca construcción de The Sky, edificio de usos mixtos en Mérida

Al finalizar el primer trimestre del 2021, la demanda bruta de espacios corporativos fue cercana a los 3 mil 070 metros cuadrados y terminó solo con un 14.2% de espacio disponible en su inventario clase A y B, que al compararlo con ciudades de importancia media en el rubro de oficinas como Tijuana, Querétaro o Puebla, tuvo un buen desempeño.

Se lograron concretar espacios tanto en renta como en venta en la misma proporción, en los que el 60% fueron en edificios ya existentes y el resto corresponde a algunos en construcción o en fase de planeación, esto indica un aumento del interés en comprar espacios como inversión a futuro en la ciudad, además de que es un mercado que se comercializa en moneda nacional lo que beneficia las negociaciones.

El corredor Cabo Norte tuvo el mayor número de metros cuadrados concretados en venta, lo que llegó a 61% de la absorción bruta en la ciudad. Cabe resaltar que casi el 100% de los cierres fueron en edificios clase A, aunque habría que tomar en cuenta que los edificios de clase B en su mayoría están ocupados por una sola empresa, son 100% oficinas tipo coworking o tienen como inquilino alguna dependencia de gobierno, por lo que su baja disponibilidad de espacios hace que tengan una menor participación en el porcentaje de absorción.

Te podría interesar: Mercado de oficinas en Mérida, Guadalajara y Querétaro recupera demanda

Para el caso de la absorción neta, el corredor Bulevar García Lavín fue el de mejor desempeño al lograr una cifra positiva de 2 mil 717 metros cuadrados, favorecido por la entrega del edificio Orión Business Hub que se encontraba un 50% ya vendido.

El precio promedio de salida para la ciudad fue de $17.91 dólares por metro cuadrado al mes, lo que colocó a Mérida en la quinta posición a nivel nacional en competitividad por precios en las ciudades más representativas del rubro de oficinas, que aunado a las facilidades de financiamiento en la adquisición de un espacio corporativo, facilitaron que se mantuvieran las negociaciones concretadas a lo largo de este primer trimestre del año.

Estar al día con las noticias más importantes del sector inmobiliario

Suscribir al Newsletter Solili